viernes, 8 de abril de 2011

¿Cómo surge el carnaval?

El carnaval surge a fines del sigloXX varios autores comenzaron a sospechar el origen pagano del nombre. Carna es la Diosa Celta de las habas y el tocino. También estaría conectada con fiestas indoeuropeas, dedicadas al dios Karna (que en el Mahabhárata aparece como un ser humano, hermano mayor de los Pándavas, hijo del dios del Sol y la reina Kuntí). Algunas personas creen que la palabra carnaval hace referencia a una supuesta antigua tradición pagana en la que se ofrecia carne al dios Baal (carna-baal) en una fiesta de donde todo vale.
Actualmente el carnaval se ha convertido en una fiesta popular de carácter lúdico. Es una celebración pública que combina algunos elementos como disfraces, desfiles, y fiestas en la calle.

Carnaval también se refiere a una fecha específica, que se celebra con posterioridad a la Navidad y que concluye en el martes de carnaval, que es el último martes antes del inicio de la Cuaresma católica. El período de carnaval se conoce también con el término francés de mardí gras, 'martes graso' o de la grasa (tocino). Durante la Cuaresma los cánones católicos indican que no se deberá de comer carne, sino pescado y verduras. A posterioridad del Carnaval, éste puede continuar "por encima" de la Cuaresma, denominándose con el término francés "Mi Caréme"..

En la Quebrada la fiesta fue introducida por los españoles y rápidamente adoptada por los indígenas.
En la antigüedad era "el día de la plebe", es decir el único momento en que las diferencias de clases desaparecían ya que los señores aprovechaban esta circunstancia para comportarse como los plebeyos.
En esta celebración se produce la liberación casi desenfrenada del hombre para manifestar así su rebelión frente a los esquemas sociales establecidos, a los privilegios, a las normas morales y a la sumisión ante el poderoso.

La figura que representa al carnaval es el diablo, por lo que  él permite desprenderse de los aspectos negativos que estuvieron reprimidos durante todo el año.
Los festejos en sí comprenden bailes, cantos, comidas y bebida en abundancia. Además incluyen algunas ceremonias que se repiten año tras año como el desentierro y entierro del carnaval. Este último simbolizaría el arrepentimiento y el fin del frenesí.
En todo caso, en la tradición jujeña, se produce una libre asociación entre los valores de la religión cristiana y los rituales paganos.
Sin duda alguna, el carnaval en Jujuy constituye un elemento fundamental para la atracción del turista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada